olvídate

por Sofia amanda

Ve y olvídate para siempre de mí. Que hombres así sobran en estas vías. Olvídate de cada paso en tu nombre, de que un día estuve sólo para ti. De todo el esfuerzo que hicimos. De las peleas en vano, de las noche entrelazadas, de tu mano junto a la mía, de mis sueños en burbujas, de las comidas al anochecer, de los cigarros con café.

Olvídame. Que no volverás siquiera a tocar las luces de mis sombras, ni mis vasos vacíos, ni mis lamentos escritos. Ya nada es para ti, quédate con las putas que recorren tus estribos, las mujeres que siempre deseaste, con tus trasnoches inmaduros, los tragos que no sabes tomar, con tu infancia entre humeadas. Quédatelo todo, yo aquí pretendo olvidar.

Sacia tu interés entre desconfianzas, tortúrate más estando en soledad, imagíname con miles de hombres entre aceras, cada uno distinto y especial. Recuérdame con el peor de tus competentes, que de buscarlo a él solo basta mover un dedo. Tienes miedo. ¿De que? ¿De perderme? Jamás, el error fue mío y de nadie más. Porque las excusas son baratas, el adiós inherente, la rabia es mi tripulación. Hoy ha chocado la magia de no querer volver a tocar tu frente hasta la barbilla nunca más, de no darte ni una caricia en descontento. De esperarte cada amanecer. De soportar tu celar en cada paso bien dado.

Olvida las lagunas, los paseos a pie, el color lila de mi cuarto y de mis uñas, los gatos, las frutas, la espera. Olvídate del sueño de llegar a ser solo uno los dos, de la magia reciproca. Del vodka de frutilla, de los videos en la noche. De los dolores a medio mes, de los guateros de suero, de las fotos a contraluz, de las cuestas que odiaba caminar. De los juegos de computadoras, las madrugadas con resaca. Del pantalón verde que olvidé llevar. De los pies de bailarina.

De volar.

Pero recuerda que cada vez que lloraste fue por ti, y cada vez que lloré fue por amor. Que siempre estuve para ti aunque no lo notaras, que el esfuerzo fue mayor que el dinero gastado. Que los detalles siempre los cree en silencio para ver si los notabas. Hoy el final es obvio. Continúa con tu vida, si eso es lo que deseas. & Cada vez que cambies recuérdame. Cuando entrelaces a otra mujer, estaré lejos viéndome mejor así. Quédatelas, sé feliz con lo fácil.

Adiós Amigo.

Adiós.

Anuncios