Es peor sentirse que estarlo.

por Sofia amanda


Llegué a su casa de sorpresa antes de la media noche, una amiga siempre tiene tiempo para conversar de cosas que sólo a una amiga le interesan. ordenaba sus libros, desde el comedor al segundo piso de su habitación no se podía caminar. en fin, su casa es mi casa y serví café. siempre llegaba ahí cuando sabía que algo andaba mal, que algo yo misma no sabia verbalizar o cuando me sentía aparte, más bien sola.

Era mi amiga si, pero nunca me miraba de frente, siempre escondía sus ojos en algún techo fascinante. al fin y al cabo, uno se acostumbra a la ausencia, pronunció, a guardarse rutinariamente el dolor de ver cosas de más. cuando llegas a ese punto- me miro- las cosas ya no duelen tanto, te conviertes en una maquina de escribir, algo útil para ti misma.

Siempre es lo mismo, contar historias para que alguien por ahí te escuche, no sentirte más sola de lo que estas,  escribir, leer, tomarte un chocolate caliente al lado de la estufa. siempre es así  las cosas no van a cambiar si te pones a lloriquear y esperar que ese, el te hace compañía valla por papas fritas, algo dulce no sé, rió, aya tú con tus gustos afeminados.

Se detuvo y tomó un sorbo de su café, es dinero, es el trabajo. El desempleo dijo, el verte al espejo y sentir tus ojos bordear fuerte tus ojeras, es, dejo su café sobre el plato y termino, es ver cómo ya no eres capaz de sentir nada, ni siquiera dolor ¿cuantas veces te has arrullado en tu cama, a llorar toda una noche porque no sonó el celular? ¿una? ¿dos? yo perdí la cuenta. Se hecho a reír y saco un paquete de algunos dulces raros. ¿Cuántas flores han llegado de sorpresa a tu hogar para alguna ocasión en la que vestiste bonito? ¿una? ¿dos? Era gracioso ver cómo exclamaba eso con una gran sonrisa mientras se tragaba sus dulces, !yo perdí la cuenta! y ninguna de ellas era de parte de mi esposo.

Cuántas veces sientes que no eres de esta cuidad, de este país, de este planeta? ¿ Cuántas veces te da por llorar sólo porque nadie entiende que ya no puedes amar como antes? que ya no puede sonreír igual, que todo te desgasta que nadie nada compensa nada. Es curiosos vernos y saber que hay alguien de nuestro lado y estar sola igual. y es divertido ver como la  única forma de sentirte bien es hacer algo por ti misma, no cómo terapias ni libros de auto-ayuda y tonteras así, sino algo sólo para ti.

Cuando te sientas sola recuerda que todas las mujeres lo estamos, no conozco ninguna mujer casada que sonría con la misma fuerza de un hombre que acaba de comprarse un auto cerco km convertible. De seguro hay excepciones, yo no lo soy, de seguro tu tampoco, a veces sólo preferimos quedarnos en casa y hacernos la manicure, pintaros el cabello, o ir por alguna amiga tomarnos un café y llorar en silencio, cómo de costumbre.

Anuncios