Sin escritos y agonía.

por Sofia amanda

Dibujo

A larga espera, largo triunfo. Que la agonía no sea eterna ni menos propuesta. Las prosas siempre buscan al letrista perfecto, al desvalido, al que se queda sin contar nada y escribe igual. Soy empedernido, si pudiera elegir vivir sin escribir estaría de bancario, o por algún libro de autoayuda. Menos merezco el titulo de artista sobresaliente, porque el arte es perfección y las miles de maravillas de mis dedos son meros ensayos.

Cómo yo, hay cientos de escritores que pueden crear los versos mas tristes esta noche, y subirlos a la web. Pero nadie los más alegres. Es tan mecánico escribir; sentarte, tomar un lápiz, o un teclado y en términos mediocres “fluir”. Tontera de los tiempos, fluir no es perfección.

Si yo pudiera en este momento; titubearía a cualquier nobel que pasó por estas agonías llenas de sarcasmo y sobrevivió. Ignoró la ausencia de la musa, la extrañó, la lloró y continuó su camino.  Porque a veces es mucho más fácil vaciarse una caja de vino barato, calcular el momento en que comenzamos a marearnos y escribirle al amor no correspondido. El mundo te dirá “pero que profundo, que delirante” cuando las penas de amor se convierten en el mejor aliado del escritor de pasatiempos.  Pero el pasatiempo no es perfección, y las penas de amor son tan mediocres como el que las provoca. las novelas rosas, el amor perdido, aplausos que buscamos, likes que necesitamos.

Pero no, las agonías son más fuertes, no esperan, viven conscientes en cada acción del día, en cada sueño de noche. Me prohíben los cuentos cortos, y no pretendo escribir más si sólo se competa en cartas de amor, de destinos malditos, o de un borracho cualquiera frente a un borrador.

Anuncios